¿Qué es el Cambio Climático?

De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático “Cambio Climático” se refiere a un cambio de clima que se atribuye directamente o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera global, además de la variabilidad climática natural observada en períodos de tiempo comparables. En consonancia con el objetivo de limitar permanentemente el calentamiento global a un máximo de 2 °C por encima del nivel preindustrial, la Convención requiere que todas las Partes implementen medidas de mitigación del Cambio Climático e informen sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El Quinto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) demuestra científicamente que “la atmósfera y el océano se han calentado, las cantidades de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar ha aumentado, y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado” (IPCC 2013). Los efectos del Cambio Climático son claramente percibibles y los impactos se sienten en todo el mundo, especialmente en el sector agrícola. La agricultura misma también causa diferentes emisiones directas e indirectas de GEI. Nama Café, 2015.

El cambio climático afecta a todas las regiones del mundo. Los casquetes polares se están fundiendo y el nivel del mar está subiendo. En algunas regiones, los fenómenos meteorológicos extremos y las inundaciones son cada vez más frecuentes, y en otras se registran olas de calor y sequías. Es probable que sus consecuencias se intensifiquen en las próximas décadas.

Deshielo y aumento del nivel del mar: el volumen del agua aumenta cuando se calienta. Al mismo tiempo, el calentamiento global hace que se derritan las capas de hielo de los polos y los glaciares.

La combinación de esos cambios está provocando el aumento del nivel de los océanos, que causa inundaciones y erosión en las zonas costeras y de baja altitud.

Condiciones meteorológicas extremas y aumento de las precipitaciones: Las fuertes lluvias y otros fenómenos climáticos extremos son cada vez más frecuentes y pueden provocar inundaciones y el deterioro de la calidad del agua, e incluso en algunas zonas una progresiva disminución de los recursos hídricos.

Consecuencias para los países en desarrollo

Muchos países pobres en vías de desarrollo se encuentran entre los más afectados. Sus habitantes suelen depender estrechamente del entorno natural y tienen menos recursos para hacer frente a los cambios climáticos.

Peligros para la salud humana: el cambio climático ya está repercutiendo en la salud en algunas regiones, ha habido un incremento del número de muertes producidas por las altas temperaturas y en otras, una disminución de las muertes causadas por el frío. Se observan ya cambios en la distribución de algunas enfermedades transmitidas por el agua.

Costos para la sociedad y la economía: Los daños causados a las propiedades, las infraestructuras y la salud suponen gastos muy elevados para la sociedad y la economía.

Los sectores que dependen en gran medida de determinadas temperaturas y niveles de precipitaciones, como la agricultura, la silvicultura, la energía y el turismo, se vieron especialmente perjudicados.

Riesgos para la naturaleza: el cambio climático se está produciendo tan deprisa que muchas especies de plantas y animales tienen problemas para adaptarse. Varias especies terrestres, marítimas y de agua dulce se han trasladado a otros hábitats. Algunas especies de plantas y animales estarán aún más expuestas al riesgo de extinción si las temperaturas medias globales siguen subiendo de manera descontrolada.

Fuente: European Commission, Acción por el clima